“Creer en tu proyecto es una pieza fundamental en el proceso”

Juan aponte

1.- ¿Como describirías tu proyecto?

Ontech security es un proyecto de base tecnológica del sector de la seguridad electrónica. Ofrece una tecnología propia mediante sensores de campos magnéticos controlados, para la detección de intrusión en edificios, naves industriales y casas particulares. Posee 4 características esenciales que los diferencian en el mercado objetivo:

(1)- Reducción de falsas alarmas.

(2) – Fácil instalación y mantenimiento.

(3) – Precios muy competitivos.

(4) – Tecnología propia.

Consideramos que un valor diferencial en este proyecto está en el desarrollo de una nueva tecnología de campos magnéticos que podría proporcionar no sólo el proyecto que estamos mencionando sino otros posibles productos tanto en el campo de la seguridad como en la sanidad.

2.- ¿Cómo surgió la idea?

La idea nace tras trabajar como jefe de proyecto en una multinacional de I+D donde teníamos un proyecto militar basado en los campos magnéticos. Yo estuve trabajando durante 3 años con esta tecnología y sus variantes y pude conseguir profundizar en las posibilidades que nos ofrecía. Ahí me di cuenta de los resultados que se podrían conseguir si lográbamos buscar aplicaciones concretas donde los campos magnéticos sean realmente algo innovador y atractivo para el cliente final, además de económico.

Una vez acabada mi etapa profesional en la empresa, tenía claro que las posibilidades que ofrecían los campos magnéticos eran grandes y estaban la mayoría sin explorar, decidí montar mi propia empresa y desarrollar un primer proyecto con la base de la tecnología que conocía y adaptándolo a una aplicación concreta y con potencial, para desarrollar un producto final con posibilidades de éxito real en el mercado objetivo.

3.- ¿En qué estado se encuentra actualmente tu proyecto?

Actualmente mi proyecto se encuentra en un paso intermedio entre un prototipo experimental y un prototipo preindustrial. Comentar que tenemos subcontratado al grupo de Mecatrónica de la Universidad de Huelva, realizando el desarrollo de la red inalámbrica de alta seguridad con protocolo propio de comunicaciones. Además, tenemos previsto obtener el prototipo final acabado en 3-4 meses aproximadamente.

4.- Durante el programa elaborasteis un Plan de Negocio, ¿qué has aprendido en su desarrollo?

El plan de negocio lo considero una buena herramienta para aclarar la estructura del proyecto, analizar todas las variables que influyen en el éxito del mismo y valorar no sólo la parte técnica sino la manera de hacer dinero de algo novedoso, que podría parecer algo trivial pero mi experiencia me dice que quizás sea lo más complicado de emprender.

Particularmente el Plan de Negocio me ha fortalecido en pensar que el proyecto será rentable a medio y largo plazo y el análisis financiero afianzó mi idea inicial. También me hizo profundizar mucho en el mercado, en competidores directos e indirectos, donde pude observar cómo podíamos ser competitivos y dónde el mercado posiblemente nos absorbería. Como punto de partida de una idea es una herramienta muy válida.

5.- ¿Qué errores no volverías a cometer si volvieras a desarrollar una idea de negocio?

Considero que los errores más significativos fueron subestimar los gastos del proyecto. Creo que se debe aumentar los cálculos iniciales en un 25-30% para no tener problemas de financiación a medio y largo plazo. También estudiaría mucho más el mercado y mis competidores para ir a un producto concreto sin tener que adaptarlo por percibir que necesita modificaciones para ser comercial y competitivo. Y, por último, intentaría conseguir alianzas con otras empresas o emprendedores para reducir el coste y riesgo en la inversión de I+D, incluso perdiendo parte de los beneficios del proyecto.

6.- ¿Qué crees que es más importante la experiencia o “las ganas por hacer algo grande”?

Sinceramente considero que ambas cosas son importantes, aunque si tengo que elegir creo que la experiencia es esencial para conseguir algo grande y sostenible, aunque pienso que la implicación en el proyecto y  creer en él es una pieza fundamental en el proceso para cualquier emprendedor que pretenda tener éxito. Quizás lo adecuado es tener como mínimo algo de experiencia y muchas ganas de hacer cosas grandes.

7.- Como seleccionado en la tercera edición de Yuzz Sevilla has viajado a Silicon Valley, ¿qué 3 cosas te llevarías de allí a España?

– Me traería a los inversores y la infraestructura que existe para emprender.

– Creo que la idea de trabajo por objetivos es esencial para que el trabajador esté motivado.

– Me traería la mentalidad de fracasar=aprender y triunfar=invertir nuevo proyecto, que tanto se respira en SF.

8.- ¿Un consejo que darías a un futuro joven Yuzz?

Me cuesta dar consejos porque intento siempre pedirlos para mí. Pero diría que es una experiencia muy buena, conoces personas interesantes y se pretende vivir a pequeña escala algo parecido a SF. Me parece algo muy enriquecedor.

Como consejo decir que trabajen mucho en el proyecto, que miren sobre todo la manera de generar dinero a su idea con un buen modelo de negocio y que aprovechen el personal altamente cualificado que tienen a su disposición.  Y, por supuesto, que no se relajen en todo el programa, que luchen por ganar y conocer San Francisco porque es una experiencia única.

¡Inauguramos Yuzz Talent con Rafa Pagés!

Inauguramos la sección “Yuzz Talent”, en la que entrevistaremos a participantes Yuzz para que conozcáis de primera mano sus ideas y cómo tiran adelante con su proyecto. No sólo queremos que ellos sean los protagonistas, también pretendemos despertar posibles vocaciones y fomentar el conocimiento entre los jóvenes con talento del programa. Cada entrevista puede ayudar a conocer las dudas, necesidades y experiencias que cualquier emprendedor puede encontrarse cuando empieza.
¿Nos acompañas?
Abrimos la sección con Rafa Pagés, participante seleccionado del centro Yuzz en Madrid y que viajó recientemente a San Francisco. Además participó en el “Spanish Pitch Night” y dejó el listón muy alto. ¡No le pierdas la pista!
¿Como describirías tu proyecto?
Qonnect es un sistema de videoconferencia 3D que funciona en cualquier tipo de pantalla: ya sea en tu smartphone, en tu tablet o en tu ordenador, sin necesidad de ninguna pantalla 3D especial o gafas. Funciona gracias a Kinect, que nos permite crear una escena 3D por la que el usuario es capaz de navegar, simplemente moviendo su cabeza. Además, se integra con Skype, por lo que no tienes que convencer a sus 600 millones de usuarios de que se cambien de plataforma
¿Cómo surgió la idea?
Pues nosotros estábamos familiarizados con el mundo de los gráficos 3D, al haber realizado nuestro Proyecto Fin de Carrear en el Grupo de Tratamiento de Imágenes de la Universidad Politécnica de Madrid. Por ello, lo vemos como una extensión natural de nuestro trabajo previo. La aparición de Kinect hizo que se nos ocurriesen multitud de ideas innovadoras en nuestro campo.
¿En qué estado se encuentra actualmente tu proyecto?
Actualmente tenemos un prototipo con el que hemos podido comprobar cuál es la reacción de la gente al usarlo. Ahora mismo estamos trabajando la integración con Skype para poder lanzar una beta pronto.
Durante el programa elaborasteis un Plan de Negocio, ¿qué has aprendido en su desarrollo?
Hemos aprendido todo lo que rodea al mundo del emprendimiento que no tiene que ver con la tecnología: a hacer un estudio de mercado, a ponerte en la piel no solo de tus usuarios, sino de tus clientes; a elaborar un plan económico-financiero realista… y sobre todo, a que desde el primer momento hay que tener una estrategia de marketing y vender, vender y vender.
¿Qué errores no volverías a cometer si volvieras a desarrollar una idea de negocio?
Si volviera a empezar intentaría ser menos perfeccionista y más rápido. Para conseguir un buen producto hay que ser perfeccionista, sin embargo, es preferible tener un prototipo que funcione aunque no sea perfecto para poder medir el impacto que tiene, y si no funciona, pivotar rápidamente en otra dirección.
¿Qué crees que es más importante la experiencia o “las ganas por hacer algo grande”?
Es una pregunta muy complicada. La experiencia es siempre muy importante, sobre todo porque te ayuda a evitar errores que hayas podido cometer anteriormente. Sin embargo, creo que la voluntad es completamente imprescindible: si estás decidido, antes o después conseguirás sacar algo adelante.
Como seleccionado en la tercera edición de Yuzz Madrid has viajado a Silicon Valley, ¿qué 3 cosas te llevarías de allí a España?
Me llevaría el ambiente de optimismo y positivismo que se tiene en el valle, sin duda. También me traería la actitud de emprendimiento que se tiene en universidades como Stanford, en la que todo el mundo emprende al acabar la carrera (o incluso durante ella), mientras que aquí es muy raro encontrar emprendedores. Por último, ¡me traería a la mitad de business angels que tienen allí!
¿Un consejo que darías a un futuro joven Yuzz?
Le diría que no se centre tanto en su idea y más en las personas: las mejores ideas acaban surgiendo de la interacción entre las personas, de la puesta en común de las fortalezas de cada uno. Y le diría que fuera siempre positivo.

Inauguramos la sección “Yuzz Talent”, en la que entrevistaremos a participantes Yuzz para que conozcáis de primera mano sus ideas y cómo tiran adelante con sus proyectos. No sólo queremos que ellos sean los protagonistas, también pretendemos despertar posibles vocaciones y fomentar el conocimiento entre los jóvenes con talento del programa. Cada entrevista puede ayudar a conocer las dudas, necesidades y experiencias que cualquier emprendedor puede encontrarse cuando empieza. ¿Nos acompañas?

Abrimos la sección con Rafa Pagés, participante del centro Yuzz en Madrid que viajó recientemente a San Francisco. Además participó en el “Spanish Pitch Night” y dejó el listón muy alto. ¡No le pierdas la pista!

– ¿Como describirías tu proyecto?

Qonnect es un sistema de videoconferencia 3D que funciona en cualquier tipo de pantalla: ya sea en tu smartphone, en tu tablet o en tu ordenador, sin necesidad de ninguna pantalla 3D especial o gafas. Funciona gracias a Kinect, que nos permite crear una escena 3D por la que el usuario es capaz de navegar, simplemente moviendo su cabeza. Además, se integra con Skype, por lo que no tienes que convencer a sus 600 millones de usuarios de que se cambien de plataforma

– ¿Cómo surgió la idea?

Pues nosotros estábamos familiarizados con el mundo de los gráficos 3D, al haber realizado nuestro Proyecto Fin de Carrear en el Grupo de Tratamiento de Imágenes de la Universidad Politécnica de Madrid. Por ello, lo vemos como una extensión natural de nuestro trabajo previo. La aparición de Kinect hizo que se nos ocurriesen multitud de ideas innovadoras en nuestro campo.

– ¿En qué estado se encuentra actualmente tu proyecto?

Actualmente tenemos un prototipo con el que hemos podido comprobar cuál es la reacción de la gente al usarlo. Ahora mismo estamos trabajando la integración con Skype para poder lanzar una beta pronto.

– Durante el programa elaborasteis un Plan de Negocio, ¿qué has aprendido en su desarrollo?

Hemos aprendido todo lo que rodea al mundo del emprendimiento que no tiene que ver con la tecnología: a hacer un estudio de mercado, a ponerte en la piel no solo de tus usuarios, sino de tus clientes; a elaborar un plan económico-financiero realista… y sobre todo, a que desde el primer momento hay que tener una estrategia de marketing y vender, vender y vender.

– Qué errores no volverías a cometer si volvieras a desarrollar una idea de negocio?

Si volviera a empezar intentaría ser menos perfeccionista y más rápido. Para conseguir un buen producto hay que ser perfeccionista, sin embargo, es preferible tener un prototipo que funcione aunque no sea perfecto para poder medir el impacto que tiene, y si no funciona, pivotar rápidamente en otra dirección.

– ¿Qué crees que es más importante la experiencia o “las ganas por hacer algo grande”?

Es una pregunta muy complicada. La experiencia es siempre muy importante, sobre todo porque te ayuda a evitar errores que hayas podido cometer anteriormente. Sin embargo, creo que la voluntad es completamente imprescindible: si estás decidido, antes o después conseguirás sacar algo adelante.

– Como seleccionado en la tercera edición de Yuzz Madrid has viajado a Silicon Valley, ¿qué 3 cosas te llevarías de allí a España?

Me llevaría el ambiente de optimismo y positivismo que se tiene en el valle, sin duda. También me traería la actitud de emprendimiento que se tiene en universidades como Stanford, en la que todo el mundo emprende al acabar la carrera (o incluso durante ella), mientras que aquí es muy raro encontrar emprendedores. Por último, ¡me traería a la mitad de business angels que tienen allí!

– ¿Un consejo que darías a un futuro joven Yuzz?

Le diría que no se centre tanto en su idea y más en las personas: las mejores ideas acaban surgiendo de la interacción entre las personas, de la puesta en común de las fortalezas de cada uno. Y le diría que fuera siempre positivo.