Expertos, Persona
equipo y liderazgo

Las disfunciones de un equipo

Por Victor Gómez Guirado y Pablo Borondo García

Que el grupo de trabajo pueda llegar a considerarse un Equipo con mayúsculas, que trabaje de forma cohesionada y eficaz, depende de no incumplir las 5 problemáticas que definió P. Lencioni en su libro “Las 5 disfunciones de un equipo”.

Descúbrelas

 

1.      Ausencia de Confianza

Cuando los miembros de un equipo carecen de confianza:

  • Ocultan sus límites y sus errores entre sí.
  • No piden ayuda, ni dan feedback.
  • No ofrecen ayuda fuera de su propia área de responsabilidad.
  • Las reuniones no suelen ser productivas.
  • Evitan pasar tiempo de convivencia.

 2.      Miedo al conflicto

Esta característica implica que se eviten las controversias, dejándose de aprovechar todas las opiniones  y perspectivas de los miembros del equipo, produciéndose reuniones aburridas y perdiendo tiempo y energía con la gestión de las relaciones interpersonales.

 

3.      Falta de compromiso

De todos es sabido la diferencia entre el cerdo y la gallina para producir el desayuno de los huevos con bacón. Cuando no hay compromiso, se genera ambigüedad en la dirección a seguir y en las prioridades, se discuten reiteradamente las opiniones, aparece un exceso de análisis, retrasos y se genera falta de confianza y miedo al fracaso.

 

4.      Evitar rendir cuentas

Un equipo que evita la rendición de cuentas :

  • Crea resentimientos por usar diferentes normas de rendimiento.
  • Fomenta la mediocridad.
  • Incumple plazos y entregables.
  • Concentración de toda la carga de la disciplina en el líder.

 

5.      Falta de atención a los resultados

Centrándose en el éxito personal, el estado y el ego antes de que el éxito del equipo.

 

Desde nuestra perspectiva, todas estas disfunciones que identifica Lencioni vienen generadas por un liderazgo inadecuado.

  El liderazgo del talento

Existen dos tipos de líderes, los que son capaces de liderar el talento y los que lideran su ego.

El liderazgo del talento genera directrices y apoya las iniciativas, mide resultados y acompaña o desaconseja las decisiones de los miembros de su equipo. Es capaz de identificar las capacidades y fortalezas individuales de cada persona que forma parte del conjunto.

Esa es la clave de una gestión de equipo y de la gestión de su conocimiento.

En estos grupos se generan buenos climas y el rendimiento, los resultados y la calidad del trabajo como manera de convivir en el grupo son las pautas del día a día.

 

En el liderazgo por ego el líder se rodea de mediocridad que asume la única misión: adorar al tótem.

Son equipos de personal con baja cualificación, sin disciplina, ni normas de gobernanza. No están preocupados de si se cumple un objetivo o de si la estrategia marcada existe.

Normalmente el ambiente de trabajo está enrarecido y se castiga el talento que ensombrezca las carencias de líder.

Son equipos sin rendimiento y con individuos marcados por el único instinto de la supervivencia individual donde se crean parcelas de poder y donde no fluye el conocimiento, ni la colaboración. La ineficiencia es una constante.

 

Lo verdaderamente útil para un profesional es identificar el tipo de líder que gestiona el equipo en el que estás incorporado y decidir dónde quiere estar.

Para los líderes de equipo, cabe preguntarse que clase de líder se quiere ser, deseando que el segundo estilo sea una especie en extinción

Share this Story
Ver más
Ver más de YUZZ
Ver más en Expertos

Deja un comentario

La dirección de email no será publicada Required fields are marked *

5 × 4 =

Additional comments powered by BackType

Te puede interesar

Cinco ejemplos reales de productos y servicios basados en marketing emocional

“En el ámbito de la empresa, se habla ...

Promueve:

Archivos

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Promueve:


Dirige y Coordina: