Crea tu startup, Expertos

Design thinking para nuevas ideas en entornos cambiantes

Por Raquel Freire, experta YUZZ

Aprender a pensar de forma creativa es o debiera ser uno de los pilares básicos del sistema educativo. Cada vez son más los colegios, institutos y universidades que cuentan entre sus materias con asignaturas que fomentan o promueven el pensamiento creativo y la generación de nuevas ideas. Veamos lo que el enfoque design thinking puede aportar.

El entorno cambiante y globalizado que nos rodea hace más necesario que nunca nuevos modelos mentales, la generación de ideas diferentes, alternativas y soluciones innovadoras para los pequeños “grandes” retos a los que como sociedad nos enfrentamos a diario.

La metodología del Design Thinking tiene mucho que aportar en este campo por tres motivos:

  • Potencia la confianza y la capacidad creativa de las personas
  • Es aplicable a todo tipo de problemas,
  • Permite generar ideas innovadoras, basándose en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios.

Tim Brown (@tceb62), CEO de IDEO, lo define como “un enfoque que utiliza la sensibilidad del diseñador y sus métodos de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de las personas de un modo tecnológicamente factible y comercialmente viable”.

Se estructura en torno a 6 pasos: Empatizar, Definir, Idear, Prototipar, Testar e Implementar.

Una de sus principales características radica en que es antropocéntrico, pues parte de las necesidades de los seres humanos y sitúa en el centro del proceso a las personas. Tomando como origen la necesidad humana, trata de encontrar soluciones basadas en el diseño.

Para entender las demandas de los usuarios y satisfacerlas de forma efectiva es clave la empatía, una profunda compresión de los problemas, necesidades y deseos de los usuarios con los que estamos trabajando.

Nos ayudará abordar el proceso con actitud de diseñador, siendo curiosos y observadores. Analizando y percibiendo a los usuarios en el contexto de sus vidas, para tener una comprensión profunda de sus necesidades, motivaciones e inquietudes. Lo importante no es sólo diseñar objetos, sino pensar en cómo serán utilizados.

Debemos confiar en nuestros conocimientos y aptitutes para abordar el proceso, pero siendo conscientes de que la actitud será el elemento diferencial de nuestro proyecto emprendedor. Aquella que nos ayudará a mantener la “mente de principiante”, a cuestionarnos lo que sabemos o creemos saber y contrastarlo con los usuarios, a empatizar con las personas para las que estamos diseñando los objetos y sobre todo, a escuchar.

Share this Story
Ver más
Ver más de YUZZ
Ver más en Crea tu startup

Deja un comentario

La dirección de email no será publicada Required fields are marked *

4 × dos =

Additional comments powered by BackType

Te puede interesar

Cinco ejemplos reales de productos y servicios basados en marketing emocional

“En el ámbito de la empresa, se habla ...

Promueve:

Archivos

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Promueve:


Dirige y Coordina: