Expertos

Océano azul, la estrategia para desmarcarse de la competencia

Por Isabel Acera (@IsabelAcera )experto YUZZ

Hoy en día, nacen muchos proyectos y empresas que después de un tiempo no acaban funcionando. Es complicado encontrar una idea novedosa y que pueda tener éxito en el mercado. En este sentido, hay diferentes técnicas de creatividad que nos pueden ayudar a buscar nuevas oportunidades de negocio. Una de ellas, es la llamada Estrategia del Océano Azul, creada por W. Chan Kim en el año 1990, y que busca dejar a un lado la competencia entre las empresas,  ampliando el mercado a través de la innovación.

Lo que las compañías necesitan para lograr ser exitosas en el futuro es dejar de competir entre sí. En los últimos veinticinco años, todo el pensamiento estratégico ha sido dirigido al océano rojo; la administración define que en la competencia está el éxito o el fracaso de las compañías, lo que ha permitido a muchos saber desempeñarse hábilmente en este mundo, pero desconociendo que otro tipo de estrategia podría generar mejores resultados, sin preocuparse tanto por la competencia.

El Océano rojo representa todas las industrias existentes en la actualidad. En los océanos rojos los límites de las industrias están perfectamente definidos y son aceptados tal cual son. Además, las reglas del juego competitivo son conocidas por todos. En este mundo, las empresas tratan de superar a los rivales arañando poco a poco cuota de mercado. Conforme aparecen más competidores, las posibilidades de beneficios y crecimiento disminuyen, los productos se estandarizan al máximo y la competencia se torna sangrienta (de ahí el color rojo de los océanos).

Los océanos azules, por el contrario, se caracterizan por la creación de mercados en áreas que no están explotadas en la actualidad, y que generan oportunidades de crecimiento rentable y  sostenido a largo plazo. Hay océanos azules que no tienen nada que ver con las industrias actuales, aunque la mayoría surge de los océanos rojos al expandirse los límites de los negocios ya  existentes. El hecho fundamental es que cuando aparecen los océanos azules, la competencia se torna irrelevante, pues las reglas del juego están esperando a ser fijadas.

Principios para desarrollar una estrategia de océano azul:

  • Crear nuevos espacios de consumo
  • Centrarse en la idea global, no en los números.
  • Ir más allá de la demanda
  • Asegurar la viabilidad comercial del océano azul.

Como ejemplo de océano azul, tenemos el mundialmente famoso Cirque du Soleil. Creado en Canadá en 1984 por un grupo de actores, sus representaciones han conseguido llegar a más de cuarenta millones de personas en noventa ciudades de todo el planeta. A primera vista, pocos considerarían una buena idea montar una empresa relacionada con el mundo del circo. De hecho, el circo, como concepto tradicional, está de capa caída. Pero ¿cómo hicieron para crearlo a partir de la idea de los circos tradicionales? Aquí tenéis la matriz para trabajar estas ideas:

Por ejemplo, para crear un circo diferente de los que hay (como hicieron con el Cirque du Soleil):

¿qué debo eliminar de lo que ya existe? ¿Qué debo reducir? ¿Qué debería incrementar? Y por último, ¿qué crear de nuevo para ser diferentes?

 

Y tú, ¿dónde navegas en: océano rojo o en azul?

Share this Story
Ver más
Ver más de YUZZ
Ver más en Expertos

Deja un comentario

La dirección de email no será publicada Required fields are marked *

cinco + seis =

Additional comments powered by BackType

Te puede interesar

Diferencia tu propuesta de valor

Por Marian Ferrer experta YUZZ ¿Por qué diferenciar ...

Archivos

Febrero 2017
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

Promueve:


Dirige y Coordina:

Generando Ideas || CISE